Este es el canal de la fundación FUCEDHI, un canal pensando para la salud emocional, hoy como un tema que nos convoca vamos hablar de una sensación, me siento solo en la vida, realmente estoy solo, ¿es esto la realidad o es mi percepción? es la no resolución de mi historia.

Contamos con las profesionales Marcela Arce, Ivannia Calvo y su servidor Rafael Ramos para conversar sobre el tema.

Esto puede sonar un poco en broma pero yo siempre lo he explicado así, un cáncer de este siglo es el SAP síndrome de agüevamiento progresivo, a veces tenemos pacientes que no clasifican en una depresión, que no clasifican en un trastorno ansiógeno, pero se le ve triste, cansado agobiado, el paciente tiene un buen trabajo, gana bien, está bien pero se siente solo, vacío, muchas veces esto depende del concepto que se haya propuesto para la vida.

Es lamentable cuando la persona pierde la capacidad de asombro, cuando ya no se puede tener relaciones interpersonales, los pacientes expresan la pereza, que no quieren compartir en familia se alejan, empiezan a tener un vacío existencial de soledad y este se da porque la misma persona se ha permitido alejarse de los demás.

A veces se pierde el rumbo, no se sabe lo que realmente se quiere, no le motiva nada porque no se conoce a sí mismo, para donde va, que quiere, si en el tiempo de colegio las personas hubieran prestado atención a la orientadora del colegio se ahorrarían en consultas ya que esta les decía a los alumnos haga un plan de vida como es usted se ve.

Hay muchos pacientes que caminan hoy en día con muchas seudo-depresiones, seudo-ansiedades y por qué se dice seudo porque resulta que la mama en vez de darle pecho le daba la espalda, como el chiste del niño ¿mamá soy dientón? no pero levanta la cabeza para que no rayes el piso, supongamos que le fue de lo peor no tuvo estimulación afectiva, su abuela no lo quería, lo peor que se pueda imaginar, hay una frase tica que es horrible pero si uno se detiene y la piensa, uno le comenta a un amigo y le dice ”va llorar” entonces se piensa que insensible que chancho no lo soporto, bueno haga algo usted tiene treinta años y decidió llorar por un divorcio de sus padres cuando tenía cinco años, usted decidió salirse de noveno y no volvió al cole y ya tiene treinta y cinco años que va hacer con su vida, el vacio es una posición emocional mediocre frente a nuestra existencia, es posible que uno se paralice pero no se puede quedar así.

Esto no tiene que ver con la edad, puede ser una persona de veinte años sin sentido sin necesidad de hacer algo con su vida, puede ser una persona de cincuenta de sesenta que se devuelven a su pasado y creen que no hicieron nada pero no tiene que ver con dinero, puede ser una persona sencilla o con mucho dinero, ni si quiera el género, es como yo reacciono a la vida como yo disfruto la vida.
Vivimos en una sociedad tan atropellada y me refiero atropellada porque uno se levanta corre, que no llego al trabajo, que hay que marcar, que salimos, marca la tarjeta de entrada, que recoger a los chiquillos y en esta vida tan atropellada se nos olvida que tenemos metas propias y es ahí donde llega un vacío porque en ningún momento nos sentamos a reflexionar que es lo que se quiere para mañana.

Los pacientes a veces llegan a terapia dicen “mire es que ando buscando”, pero uno sabe que les puede ayudar pero no se tiene la respuesta, se le puede guiar si tiene vacios para no crear nuevos, pero ¿cómo se llena la ausencia de una figura paterna?, ¿cómo se soluciona las consecuencias de hambre o la pobreza en una historia de hace 15-30 años?, la clave es retarse ya que las personas no resuelven el vacio y el resultado es la ansiedad, dependencia afectiva, consumo de sustancias, inestabilidad laboral o se anda buscando un papá o una mamá, la aprobación de otras personas, esto más adelante lo vamos a conversar “me siento el papá de mi pareja” uno no puede terminar de criar a alguien se tiene que criar a sí mismo.

Seguir la aprobación de los demás o lo que la sociedad quiere que hagamos y esto es muy difícil, a veces nos hacemos insatisfechos antes la vida y lo peor es que nos hacemos insatisfechos crónicos entonces todos los días hay una queja desde que me levanto hasta que me acuesto y si se hace un recuento de la vida en algún momento tuve una queja porque es tanta la soledad, es tanta la queja interna que tengo es ese vacío existencial yo elijo hasta donde llega el sufrimiento, podemos hasta verlo como una experiencia de vida, lo que pasa es que a veces ni el abandono ni nada lo veo como experiencia si no como victimización, compasión, pobrecita yo, nadie está conmigo, no me salió una buena pareja, entonces se aleja a la gente, es un pesimismo crónico.

¿Cómo se da cuenta uno de esto? revisándose, evaluando el lenguaje mental, analizando las situaciones, ejemplo: invierno que pereza hay que sacar la sombrilla, verano que polvazal, ¿vamos a la playa? que montón de gente, el pesimismo crónico nace cuando uno no se reta, no se cambia el lenguaje mental, es solo estar viendo la oscuridad y no ver la luz de las cosas que se nos presentan en la vida.
Cuantas personas hay que no están satisfechas que sacan un título y no le gusto lo que estudio, entonces sacan otro y tampoco les gusto y andan insatisfechos buscando como que llenar el vacío, esa soledad interna que a veces ni siquiera se las pueden decir a los demás porque es tan expresiva que ya la gente se da cuenta que es una persona que anda escapando de las personas para sentirse solo y si esta solo dice nadie me quiere, yo no sé porque yo soy así si en realidad soy buena gente, esa parte de autocompasión tan terrible y de autocomiseracion que la persona se le hace costumbre se le hace habito.

También es cansado cuando la persona no sabe lo que quiere, es triste cuando la persona no sabe como quitarse la tristeza, llegan a terapia y dicen necesito quitarme esta insatisfacción, ¿cómo hago? hay una frase de Tomas Jefferson que dice “nada en el mundo puede impedir que una persona llegue a su meta con la actitud mental correcta y nada en el mundo puede ayudar a una persona con la actitud mental equivocada”, desde lo que se plantea hoy usted siente un vacio, se siente aburrido, cansado, es de los que llama solo para mandar tragedias, le encanta comprar películas corta venas y pone películas para llorar y toma limón para echarse en los ojos y pasar todo el día quejándose, revise si es su actitud mental. Hellen Keller dice que cuando una puerta de felicidad se cierra otra se abre, lo que pasa es que nos quedamos viendo la puerta cerrada y eso es actitud.

Por eso se trata de ir al pensamiento de la persona que es lo que está pensando, que es lo que quiere accionar en su vida, de hecho se le dice pare, piense y actué pare, a que le está dando tanta importancia, actúe analice si es usted el que se está alejando de los demás.

Para pensar y actuar se debe tener una metáfora en positivo es ver el vaso lleno y no medio vacío, pero estas personas siempre ven el vaso medio vacío y la idea es que busquen esa ayuda terapéutica, los amigos o algún familiar, les dice di pellízcate así estas alejando a todos pero es un cambio de mentalidad de pensar positivo, ya que lo que está detrás es ese vacío existencial, de ese sentimiento de tristeza, es un pesimismo crónico la falta de oportunidad de desarrollo, ¿cómo se da cuenta de que está ahí? es como la persona que nos dice no es que ese horario no, es que el jefe, es que no termine la universidad, si se busca la culpa siempre fuera de uno el que tiene el problema es uno y no lo quiere asumir.

Muchas veces nos da miedo conocernos, todos tenemos defectos y virtudes, es bonito cuando nos reconocen algo, pero que feo nos hace sentir cuando alguien nos dan una mala crítica y que a veces es bueno cambiarla, es necesario modificar nunca vamos a ser seres perfectos vamos a ser seres imperfectos con la posibilidad de cambiar muchas situaciones importantes que nos van a generar mejores relaciones interpersonales.

Es bueno dejar de compararnos con otras personas, a veces decimos esta persona tuvo éxito, bueno pero en que tuvo éxito usted, hay que rescatar lo positivo que tengo porque si solo veo lo positivo de los demás y veo lo negativo mío difícilmente vaya a prosperar y vaya a tener gente a mi alrededor ya que al final este tipo de personas quedan solas.

¿Cómo salir del pesimismo crónico? Lo primero es reconocer que el problema lo tiene usted. ¿Cómo romper con esta estructura de conmiseración y victimización? Hay tres factores, detectar, admitir y corregir como detecto bueno hay que ver que la gente se aleja pero yo también me alejo, admito cuando se acepta que se tiene un problema todo empieza a fluir, corrijo tengo que corregirme yo y no a los demás.

Cuando se empieza el cambio de actitud en uno mismo todo empieza a fluir, hay cosas muy simples por las que le debe de dar ganas a Dios, por ejemplo cuando usted va a baño y puede hacer todo solo, el ponerse las medias, lavarse los dientes, decidir cuánto come y como son los bocados, el poder peinarse, el poder caminar hay tantos milagro que suceden día con día que su corazón funciona y si no al menos tiene la pastilla para la presión o que existe la nutrición o que puede hacer dieta, usted se ha puesto a pensar todas las cosas que pasan que son tan simples, como abrir el grifo de agua llenarlo y que pueda tomar el agua. Si usted es un pesimista crónico usted está esperando un milagro que le trasforme la vida y todos los días tiene pequeñas cosas, tiene un colchón y no le cae agua duerme caliente, piense en las personas que duermen en la calle eso es triste y doloroso, su vida esta tan mala o es su percepción.

Detecten y no pierdan la capacidad de asombro, desacelerémonos no vivan de forma atropellad, cuando una puerta de felicidad se cierra otra se abre no se quede viendo la puerta cerrada.

Síganos por Facebook Fundación Cedhi Costa Rica, síganos por el canal esperen más entregas porque para la Fundación nuestro lema es tocando vidas.