Muchas veces sabemos que los chicos adolescentes tienen ciertas características que ya los identifican. Pero si tenemos que tener mucho cuidado en cuanto hablamos sobre depresión. Para compartir este tema tan importante nos acompañan dos profesionales en psicología la Doctora Ivannia Calvo y la doctora Hazel Alpizar.

Es muy importante tener en cuenta que hay momentos en los cuales hay ciertas características en los adolescentes que ya nosotras decimos que son propias de la edad. Sin embargo hay algunas otras a las cuales hay que presentarles mucha atención. Muchas veces podemos dejar de lado estas situaciones.

En el caso tuyo, en tu experiencia; ¿Cuáles han sido las señales que más sentís que presentan los adolescentes cuando está en una situación de depresión?

Es difícil a veces, como vos decís; el simple hecho que el niño este en la adolescencia presentan grandes cambios, que a veces es difícil hasta para los padres poder decir: “bueno esto se debe al simple echo que es adolescente o que realmente está pasando”.

Pero si podemos enfatizar algunas señales claras que nos puede ir conduciendo a decir “mi chico algo le está pasando y creo que sería prudente acudir a un profesional o hablar con el directamente”, que es una muy buena opción.

Podría ser por ejemplo que todo eso que le gustaba de antes ya no le gusta, pero recordemos también que es un adolescente y va a dejar que le guste un montón de cosa por su edad. Pero no se tal vez estamos hablando de un chico que siempre ha sido muy futbolero y el fútbol es algo que siempre lo ha llenado y le encanta, y ya vemos que eso no le causa gran pasión como antes, vemos que cualquier cosa divertida ya tampoco le gusta, inclusive salir a cenar o ir al cine, que tal vez en familia a los adolescentes ya no les guste salir mucho, ya es hay mami con usted a la fiesta, o un viaje en familia, a la playa……… tenemos también que diferenciar cuando realmente es un chico que está dejando de hacer cosas que antes le gustaban o realmente estamos propiamente viviendo esa edad. Pero quien va saber más de esto, sus papas.

Claro por qué es la familia con que se convive diariamente y son los papas que están con ellos.
Hazel, no sé si en el caso por ejemplo del nivel académico, pensando ya en un adolescentes que están en un nivel académico fuerte, si logramos determinar ciertas señales, que aveces no quieren estudiar, empieza a bajar las notas y los padres muchas veces dudan si esto está relacionado con una depresión.

Si también en el caso de adolescentes que digan ya se levanta tarde para la hora de alistarse normalmente, mira ya no quiere ir a la escuela, me hablan que se está escapando o se queda por ahí en los recreos ósea no entra al aula; o nos dicen , ya no quiero ir a la escuela, ya no quiero estudiar, no me siento capaz, puede haber por detrás tal vez algún trastorno de aprendizaje que el joven no sepa cómo distinguir y simplemente se siente diferente a los demás o se siente tonto inclusive; y es porque no se lo han detectado, puede ser déficit atención o algún otro problema que no se haya identificado. El joven simplemente dice: “no me siento bien yendo”.

Ese es otro punto que a veces no saben porque es, muchas veces el chico se siente triste y desmotivado y realmente no tiene idea que es lo que está pasando.

¿Y porque será que se deprime un adolescente?
Inclusive puede ser porque la chiquilla que le guste no le esté dándole pelota o porque lo termino la novia también. Uno dice como padre o como adulto le puede decir “mira eso no es nada, eso va a pasar”. Pero como lo vive un adolescente si esa es la primera pareja que tiene, entonces lo vive muy fuerte. Junto con lo que estaba diciendo Ivannia al principio uno también puede notar en los cambios del sueño, que el joven este durmiendo más de la cuenta o este con problemas para dormir, el que coma mucho, ahí juntamos también con el trastorno de la ansiedad por el estrés que tengo que no puedo solucionar algo, entonces absorbo a nivel de alimento, alimentos más de la cuenta o dejo de comer. Ahí también viene la parte relacionada con los trastornos de alimentación; que tanto puede caer en lo que se llama anorexia o bulimia. Anorexia dejo de comer; bulimia como compulsivamente y después llego a los que es el vómito, porque, porque a nivel social; su identidad tiene que ver con los parámetros sociales. Entonces si yo no me siento agradable físicamente, yo quiero cumplir con el estatus de ser delgado, entonces eso me va influir mucho, también la parte de relacionarme con los demás, como me ven los demás, si me hacen a un lado, si estoy sufriendo, también puede ser a nivel de bulling escolar que yo no quiero ir a la escuela o al colegio porque estoy siendo víctima de alguna situación conflictiva.

Muchas veces existe esta presión social que hablamos anteriormente, a nivel cultural que son los patrones de bellezas que socialmente se están vendiendo de alguna manera en estos tiempos.
Y que pasaría por ejemplo si en algún adolecente vemos todas estas características, estas señales que ustedes están brindando con tanta claridad; y nosotros como padres de familia nos acercamos o los maestros, pero ellos niegan el problema y dicen no quiero encontrar ayuda.

Incluso normalmente cuando encontramos un adolescente deprimido, normalmente nos podemos dar la tarea o que hay un patrón que es la carga social por supuesto hayparte familiar un montón y hay diversas factores, pero normalmente es tanto la parte social de poder encajar con este gran grupo social, de cómo me veo, como me ven, la parte académica también, pero es los chicos que tiene una familia que los escucha, una familia que los abriga, una familia que están con ellos, van a lograr percibir que ese chico está pasando por algo, y el chico se va a lograr abrir. Eso lo que ocupamos buscar, usted como papá sabe que en su hijo algo no está bien y usted no sabe que es y su hijo no se abre, acérquese, dígale que lo quiere, salgan juntos, salgan a comer. Como estamos diciendo anteriormente cuál es la situación que a ellos los empezó a deprimir, recordemos que de la noche a la mañana no está deprimido, recordemos que van a ir surgiendo una serie de cosas, que ya va a pasar tres o cuatros días o cinco semanas que el chico esta triste, pero eso empezó tal vez con la chica que le dijo que no, luego ya empezó a sentir que no podía. Pero porque debemos llegar hasta que el chico ya esté totalmente deprimido para que uno como padre ya empiece a buscar ayuda.

Si también en muchas ocasiones los chicos empiezan a mostrar estas señales, volvemos a caer de que están en la adolescencia, que siempre quieren estar solos, que no quieren compartir con sus papas y a veces se dan ocasiones que cuando ya se dan cuenta del problema ya ha habido otros antecedentes importantes. Y llegan los papas a sentir culpa. ¿Que podríamos trabajar también dentro de los padres de familia ante este sentimiento de culpabilidad?

En muchos casos los padres cometen un error, como todo el mundo dice cuando se llega a la adolescencia, el adolescente necesita un espacio y ya la familia se supone que pasa un segundo plano, porque ahora son los amigos, los compañeros del colegio y también la novia o el novio que se tiene. Pero se nos olvida cual es la base, la base es la familia; el joven necesita sentir ese apoyo de sus padres, sentir que es importante, que hace las cosas bien. Hay muchos casos donde también hay mucha exigencia para este adolescente donde le genera estrés el no cumplir con las exigencias de sus padres, donde no se siente capaz a nivel académico, y el padre cree que está haciendo bien porque no lo estoy presionando a nivel social, pero ese joven necesita tener cerca a sus padres. Entonces es como que diga esos padres yo conozco a mi hijo desde pequeño pero en algún momento lo deje de conocer. Es acercarse a esos muchachos otra vez y conocerlo; como son ahorita. Conforme va pasando van adquiriendo esa nueva personalidad, que le gusta ahora. Compartir con ellos, es como sacar una pequeña cita no con mi pareja si no con mi adolescente hijo.

Si claro porque los gustos los intereses son totalmente diferentes. Y muchas veces como adulto proyecta lo que tal vez no logro como adolescente o adulto en sus hijos. Y busca de alguna manera por hacer el bien llevarlo a que logren esa metas que tal vez para ellos no son de su interés y socialmente ya se siente con alguna una presión a nivel digamos de cultura, pero todavía más familiarmente ante sus dos personas más significativa.

En estos casos de chicos con depresión muchas veces llegan a caer en intentos de suicidio. ¿Qué señales podríamos ver, como para determinar que un adolescente podría estar pensando al menos en quitarse la vida?

Generalmente los papas que hablan lamentablemente por experiencia propia, que han tenido una pérdida de un hijo, siempre nos comentan que han habido señales, lo que pasa es que ellos no las vieron a tiempo, porque ellos estaban enredados en la vida, el corre-corre, pero siempre hay señales. El chico deja de hablar, el chico es más introvertido, el chico se aísla, trata de acercarse a la familia, pero si el chico definitivamente está aislado tenemos que correr. Y otra cosa que dijiste, los chicos piden espacio, pero espacio no es que pase encerrados todo el día en el cuarto, no, hay una hora de cenar, tiene también momento en familia. Está bien papito no te gusta ir al cine con nosotros pero vas a tener que ir la semana pasada fuiste al cine con tus amigos ahora te toca ir con nosotros, oh bueno este fin de semana invita a sus amigos y vas con nosotros también.

No confundamos que adolescente necesita espacio pero eso no significa que lo vayamos a dejar solo. Si nosotros vemos un chico solo es un indicador claro de que algo está pasando con el niño, no necesario una depresión pero vamos ya mal encausados, pero si sabemos que hay síntomas, hay señales que el chico empieza a dejar y hay que estar alerta. Pero el factor más importante es la falta de comunicación.

¿Cómo hago yo para convencer aquel adolescente que ya logro ver aquellas señales, pero finalmente no quiere contarme a mí como padre de familia sobre la situación? Porque aquí es evidente la necesidad de buscar ayuda profesional.

Creo que uno como papa tiene que ponerse en el canal que ellos están. Si esto es lo que le gusta y a mí no me encanta el concierto, bueno voy a ir acompañarlo, voy a ir a ver con quien se está relacionando, que música le gusta, que no soy muy buena con la tecnología pero bueno voy a tener que meterme en la red social que él está, voy a tener que involucrarme en el mismo canal. Ahora uno desde niño quiere tener ese contacto con el hijo, y a veces llega la adolescencia y nunca lo hicimos. Entonces busquemos ayuda cual es el primo con el que se lleva mejor, cual es la tía que nos puede ayudar. Busquemos aquella persona y saquemos ese sentimiento que tiene el adolescente.

Evitar los discursos, porque muchas veces papá y mamá se sientan a hablar y hablar o en un caso donde ya vemos hay jóvenes que incurren en los cortes, se cortan los brazos, los muslos, auto lesiones, entran en pánico. Aquello es como alerta, hacer algo como ya por querer corregir más bien presiona ese adolescente. Como se decía ahora es mejor relacionarse más con él, comunicarse más, conocerlo más, participar más con el activamente. Tal vez con aquello del trabajo que creo que no me está necesitando pero si me necesita de nuestra participación.

Finalmente creo que este tema es un tema muy largo que tardaríamos mucho para hablar. Pero es muy importante recordar que en un caso de depresión sabemos que hay que sintonizarse también con ellos, seguirles la pista a ellos.

Con esto terminamos nuestro tema, síganos tenemos mucho que compartir en nuestro canal digital en la plataforma saludcr.tv canal 5 un canal diseñado para la promoción y educación de la salud emocional.