Esta nota tiene como objetivo arrancar con un tema que es considerado un cáncer entre las relaciones interpersonales, de parejas, relaciones humanas y es la mala administración del enojo.

Contamos con la Dra. Ivannia Calvo, Marcela Arce y su servidor Rafael Ramos para desarrollar el tema.

El manejo del enojo es un síndrome de “así soy yo y que” me tienen que aceptar como soy y si no les gusta, en este caso la persona se define como chichoso y la gente me tiene que aguantar y punto, muchas veces no es lo que digo si no como lo digo, muchas veces yo puedo tener una controversia con otra persona puedo tener una conversación el problema es como yo manifiesto las forma para decir las cosas en un enojo. Otras veces cuando manifestamos ese enojo en forma de ira como puede afectar las relaciones de pareja o de amistad por tal vez una chicha que me dio de repente y puedo decir las cosas que tal vez quiero decir y que tal vez son muy obvias pero como estas planteando la forma de decirlo es concha y grosera.

El enojo es una emoción válida, es una emoción normal, sirve para poner límites, ejemplo me enoja que dejes la computadora abierta toda la noche ¿Por qué? Porque no me gusta creo que es mejor cerrarla y punto. El problema es la malacrianza, la chicha el problema es cuando el enojo hace que uno como persona se transforme en alguien insoportable, es lamentable las muertes de niños por un mal manejo del enojo de sus padres, pierdo el control el síndrome del niño sacudido, te doy un manazo te desfiguro el rostro porque me dio la gana.

El enojo es una emoción muy válida, como se plantea pero se tiene que controlar la forma de reacción porque esto puede tener consecuencias muy graves como la de un niño herido, de hecho es necesario enojarnos, qué pasaría si no lo hiciéramos reprimiríamos un montón de emociones y sentimientos, cuando nos enojamos es una forma de manifestar un sentimiento

¿Cómo planteas un enojo sano?

No es tanto con agresividad si no realmente siendo asertivo ante ciertos puntos que son importantes y que hay que resolver de una manera sana. El ejemplo en la parte infantil se da con los papas que expresan “él está enojado” y hay que dejarlo que se enoje es su emoción, solamente que si el niño llega y patea las paredes este es un enojo que no se está manifestando sanamente, el niño puede enojarse y gritar un poco y los padres decirle retírese a su habitación después conversamos, pero esta parte de berrinche de tirar cosas u objetos puede dañar a otra persona tanto física como emocionalmente, ahí es donde hay que tener cuidado ya que no es sano.

El enojo como emoción es válido pero las formas del enojo con aprendidas.

El temperamento se trae hay gente que es más pasiva hay gente que está más agresiva pero el carácter se moldea. Hay formas yo puedo decir “cállate” o puedo decir “escúchame” o decir “no me importa” o “no estoy listo para hablar”, la configuración del enojo tiene que pasar por la capacidad de conectar la lengua con el cerebro, esto es una conducta aprendida que pasa si el niño vio a los papas peleándose agresivamente tirándose todo, obviamente el niño está copiando una conducta que le vio a sus papas y esto lo que enseña es el aprendizaje, es importante el ¿Qué le enseñamos a nuestros hijos?

Hay que tener claro que cuando nos da esta emoción de enojo es válido poder decir “bueno denme un momento” porque realmente estoy enojado y voy a decir cosas que me molestan y la otra persona presiona decímelo ya y no respetan ese espacio que es muy válido.

Este es el enojo feo, el enojo que lástima cuando le decimos a alguien estúpido, o a la persona “sabes gorda ya no te soporto” es un enojo agresivo descalificante, pero también hay otros enojos hay uno donde me enoje con esa persona y no le hablo tres días y ella me escribe te pasa algo y yo no contesto juego con eso, esta es una expresión terriblemente agresiva la otra persona me está diciendo hablemos y yo no quiero o resulta que se elevó mi oxitocina y tengo ganas de tener sexo con mi pareja entonces hoy si le voy hablar pero ahora es ella que no quiere y empezamos ciclos de agresividad donde entramos en dinámicas tan absurdas pero el enojo silencioso el enojo pasivo agresivo es muy difícil de identificar y hay características de este enojo agresivo-pasivo que debemos resaltar.

Este pasa cuando hay un conflicto y no se resolvió entonces dice uno de los dos “bueno la verdad no me interesa hablar con usted”, “no me interesa resolver ningún conflicto”, “después lo resolveremos”, ¿qué pasa cuando no se resuelve al instante?, viene otro conflicto y otro y lo que se va a desarrollar es un resentimiento dentro de la relación que puede terminar en una destrucción total de la relación o en un enojo con ira que no es sano que es donde explotamos, empieza hacer muy frustrante llevar una relaciona así porque empiezo a buscar personas que si me escuchen o ver quien realmente me puede ayudar a resolver un problema y muchas veces buscamos las personas equivocadas.

Estamos muy acostumbrados hacer una sociedad agresiva, donde de una u otra forma hay padres que ven bien que su hijo tenga un juego de video donde se mete a una sociedad mata a 60-70 personas o juegos de fútbol donde le digo reviéntelo dele una patada, tenemos muchas expresiones de agresividad en nuestra cultura que empiezan cuando yo juego de guapo me brinque una fila, trate de adelantarme me tire sobre la calzada, me voy atravesando en la presa, no respeto el semáforo todo esto va creando una cultura que hace del enojo una cultura de agresión y eso es terrible en términos de desarrollo personal.
Muchas personas por no conectar la lengua con el cerebro llega a tener hasta medidas cautelares o lo tuvieron que sacar con la policía porque el enojo si se puede administrar, es una reacción que si se puede controlar y prevenir si yo sé que soy una persona agresiva que herede esos de mis padres yo puedo controlar mi reacción sabiendo que hay cosas que me molestan, si yo sé que me molesta que las cosas estén de diferente forma pues voy a procurar que las cosas estén como a mí me gusta yo puedo adelantarme a esa emoción, controlarla para no llegar a ese tipo de enojo pero tengo que aprender a conocerme y saber qué cosas me llevan a un enojo que no es sano.

Ahora que se planteaba lo de los juegos agresivos que hay ¿Quién compra estos juegos? Por lo general los padres como premio porque saco buenas notas, dicen “hay es que al chico le gusta jugar” pero siempre van hacer juegos totalmente destructivos, llevan a una destrucción hacia los demás, quizás en la niñez no se vea pero cuando sea grande por ejemplo cuando va en la calle manejando, la frustración que le da a una persona por tanto carro que hay, no soporto que nadie me adelante es un conflicto interno llego a la casa enojado con los hijos y hasta con la esposa.

El enojo como emoción es una reacción pero es mentira que en la conducta humana uno es reactivo por lo que pasa, Marcela me grita entonces yo le grito, no es fácil yo le grito a Marcela porque ante su grito yo decido gritar, yo decido levantar la mano, yo decido ser de esta forma, yo decido lastimar también puede ser válido se está defendiendo pero también hay otras posiciones uno puede huir del momento. Es mentira que a veces en las relaciones interpersonales comunicarse es llegar acuerdos a veces es comprender diferencias o el mito de que uno se va acostar con la pareja y ya tiene que tener todo resuelto a veces no se puede resolver porque uno está de chicha, el enojo se desproporciona.

Un ejemplo es cuando se va a un condominio o un banco, hay un oficial de seguridad lo detiene le pide su nombre, el número de cedula, ya cuando se hace una tercera pregunta la persona está molesta ¿Por qué? Porque las cosas no son como yo quiero y la realidad es que el guarda solo está haciendo su trabajo y parte del enojo es que manejamos mal la frustración y el enojo no es controlar los gritos es saber cuál es la detonante, inclusive a veces nos enojamos con la persona que no tenemos que enojarnos, probablemente habrá más de uno que le grito al guarda cuando este solo está haciendo su trabajo a veces pasa esto nos enojamos con la pareja el esposo o la esposa y tal vez fue un enojo con otra persona, el ejercicio de la cajera es lenta o es que uno va deprisa.

A veces tenemos conflictos con la autoridad, por ejemplo si yo siempre tuve conflictos y no pude canalizar un enojo con mis padres ¿hacia dónde me voy a dirigir ese enojo? seria ante cualquier persona que me dé un mandato no lo voy a tolerar y eso me va a indisponer.

¿Cuáles son los dos elementos importantes para manejar el enojo? Tener autodominio y autocontrol, ¿cómo empiezo a tener autodominio? controlándome a mí misma y no a los demás, controlando mi forma de tener una reacción reactiva hacia los demás, porque yo puedo controlar mi reacción pero no la de los demás. El enojo es una emoción intensa es fuerte nos puede sacar de las casillas pero ese enojo lo produzco yo, los seres humanos no sentimos en el corazón sentimos con nuestro sistema nervioso, la formación los problemas de autoridad, hay una técnica que le indico a mis pacientes cuando están enojados, les digo cállese, huya del enojo.

El enojo no está mal es la chicha, ¿cómo controlar el enojo en pasos sencillos? por medio de la identificación de los detonantes, prevenir en donde creo que me puedo enojar y controlarme, el tiempo fuera se usa en los niños pequeños pero también como adultos es bueno necesito relajarme en este momento no puedo hablar porque voy a estallar.

Tengo el ejemplo de un muchacho que me contaba que tenía una empresa, él no podía controlar cuando veía que sus subalternos se equivocaban él tenía que gritarles para sentirse mejor, entonces yo le dije cada vez que siente eso salga 10 minutos respire hondo y reflexione si era necesario pegar los gritos o si son los motivos importantes para reclamar algo de lo cual seguramente no es necesario ya que el venia indispuesto y se desquitaba con los compañeros, manejar esta función de poder retirarme de la situación cuando es el momento es muy sano.

Es importante que si estoy enojada se diga en algún momento, solo que hay que buscar ese momento adecuado no cuando estoy con la chicha y con los gritos, es mejor alejarse pensar y reflexionar y pensar que necesito que se sepa y que no, no es callar el enojo es expresarlo de una forma sana.

Estas son cosas importantes: una es identificar los detonantes, no se defina como yo así usted es como decida ser hoy la historia no nos determina nos afecta nos da matices pero no nos determina, luego analice en frío que a usted no le guste no significa que este mal que usted no lo controle no significa que este mal, muchas veces fastidiamos nuestra existencia porque nos gusta que sea a mi estilo, a mi forma y en mi momento y si lo que tiene es el chichometro alterado ubíquese, haga una lista de las personas que están lejos de usted no por lo que le hicieron si no por como usted reacciono por lo que le hicieron y ahí va a encontrar la clave.

Estén pendientes de nuestro canal FUCEDHI que vamos a estar subiendo información sobre salud emocional que es nuestro objetivo como base de la salud mental.