La familia es un pilar y debe de cuidarse y fomentar la unión en todo momento, tenemos un tema bastante interesante que son los tiempos en familia, el día de hoy contamos con Dr. Ivannia Calvo, Marcela Arce y su servidor Walter Salazar.

Un tema frecuente en la consulta es como conciliamos los tiempos de escuela, tareas y tiempo en pareja.
Este tema siempre frecuente de ¿Cómo conciliamos esos espacios de tareas, escuela, quien lleva a la entrada a los niños y también como conciliamos esos espacios con el tiempo de pareja, tiempo de calidad?

¿Cómo les parece que deberíamos realizar el abordaje de esos espacios?
Que importante es ver la familia como un complemento, un sistema donde todos terminan compartiendo, cada uno con una propuesta con un acuerdo que realmente una a la familia.
Administrar los tiempos porque así es como debe de haber tiempo en pareja también puede compartir con los hijos. ¿Pero cómo llegamos a lograr ese acuerdo en común, en donde todos se sientan cómodos, donde todos participen, donde todos sientan que se están tomando en cuenta?; ¡Que es importante!

Claro, y en el mundo de hoy es tan complicado ponernos de acuerdo en esta parte de los horarios. Y es muy común que las mismas parejas tengan conflictos con sus hijos en la parte de sus estudios; es que no hay tiempo para estudiar, no hay tiempo para hacer proyectos, los papas llegan cansados del trabajo y de repente mañana hay una exposición, no se compró un cartel, entonces la mamá ya se enoja con el chiquito y el papá viene llegando del trabajo y al final se armó un conflicto en la parte familiar.

Entonces si es importante tener un balance entre todos estos espacios para que no hayan conflictos familiares, porque tal vez por pequeñas cositas ya los papas se pelean, ya los chicos tienen problemas con los papas y de eso no se trata. Entonces si hay que tener un horario, aunque nos cueste mucho como pareja o como papas para poder manejar esta situación de las tareas y los exámenes para una vida familiar más en armonía.

Claro, una de las maneras seria en agendar. ¿Cómo logramos ese consenso entre todos los miembros de la familia?
Es importante agendar, y como anteriormente hablamos de los tiempos de familia en calidad, en llegar a la casa de poder todos reunirse; que complicado se está haciendo en estos tiempos, porque parece que nos ganan las redes sociales, entonces cuando ya llegamos a la casa cada uno como que agarra sus propios espacios con sus teléfonos, cada uno está ocupado con lo que quiere hacer y se pierde esa comunicación, de donde yo me puedo comunicar con mi esposo, con mi hijo en familia haciendo estrategia para poder sentirnos bien, para sentirnos que realmente estamos escuchando las necesidades de los demás. Cuantas veces los hijos se quejan porque los padres no escuchan sus necesidades o cuantas veces la pareja se queja porque no hay tiempo de pareja, porque están más focalizados en lo laborar y en los niños, dejan de ser pareja. Entonces qué importante es buscar estrategias, espacios, tiempos donde se puedan sentar y se puedan comunicar sus necesidades, porque las necesidades de cada miembro son diferentes.

¡Sí!, hay que obligar estos espacios. Si nos ponemos a buscar tiempo, tiempo no hay y uno lo sabe, cuando estamos trabajando con los niños o una pareja y le decimos “pongamos horarios”, y le decían a uno ¡pero de donde!; ¿dígame de donde saco tiempo?,…. Bueno hay que empezar a sacar y sacrificar otros espacios que tenemos que no son tan necesarios para tratar de trabajar en familia. Y otra cosa que nosotros como padres, como adultos tenemos que ser el modelo de nuestros hijos por ejemplo: Que pasa si organizamos siempre que la cena sea de 6pm a 7pm, y el papá siempre llega tarde, la mamá o están con el celular en la mesa.

¿Qué ejemplo estamos dándole a los chicos? Tenemos que hacer un sacrificio; a uno como adulto le cuesta decir voy a dejar el celular en el carro, si es que me da ganas de revisarlo, entonces mejor lo dejo el celular en el carro y de 6 a 7 es el tiempo de calidad que le voy a dar a mi pareja, a mis hijos y estar en familia.
Pero si es importante organizar, a veces la gente dice que les parece exagerado, pero como lo mencionamos anteriormente, tenemos que organizar horarios, no siempre van a salir igual, hay días que no nos van a salir los horarios justamente como queremos, pero si debemos poner, a tal hora comemos, a tal hora llegamos, tal vez no todos los días puedan ser de familia porque a veces todos tienen horarios diferentes, pero bueno por lo menos todos los miércoles hay hora de familia y esos son dos horas o una hora y media, pero se tiene que agendar y obligando hacer este espacio y por supuesto ser modelo de los chicos que están en la casa también.

Claro, pactar y llegar acuerdos y convenir que los espacios de la comida o la cena está totalmente prohibido sacar el teléfono. Aunque pensaba que uno de los recursos a echar mano es que en el teléfono celular podemos hacer un grupo en WhatsApp y eventualmente acordar algunas necesidades y es una forma de poner fechas, responsables y ponemos actividades de tal manera que este recurso que tiene una faceta negativa también pueda ayudar acordinar también ese tipo de labores.

Claro, el problema no sería el uso de las redes sociales, si no el abuso, cuando en realidad estamos en el trabajo o vamos a la escuela siempre el teléfono y otro abuso es estar en el hogar y yo comunicarme con mi mama o mi otra hermana que está en el otro aposento, en el otro cuarto. Porque dejamos de comunicarnos interactivamente, donde yo puedo decirle las cosas en confianza, donde no tengo miedo de poder expresar los sentimientos sentada con mis padres o en familia como muchas veces debemos de compartir.

Cuantas necesidades a veces presentan los hijos y más bien se los cuenta a los amigos, por un temor de llegarlo a contar a la casa porque quizás termina siendo juzgados porque se ha disgregado la familia; cada uno ha tomado por su propio rumbo y en realidad se han perdido en ello, no se conocen. Muchas veces los padres se terminan dando cuenta de cosas de los niños en el colegio por medio de otros amigos o por la maestra, pero no directamente por los hijos; ¿por qué?, porque esa comunicación ya no se da, se minimiza, ya parece que no termina de ser tan importante. Y que agradable debe de ser que vuelva a lo tradicional, donde el teléfono no existía, donde la familia se sentaba, donde hablaban, donde tomaban un café, donde podían compartir.

Por eso es la importancia de estructurar los espacios, como decíamos, no importa que exista toda esta tecnología que a veces nos aísla del mundo y de la familia; está bien de vez en cuando eso es bonito e inclusive podemos ver una película juntos, podemos tener un chat de familia, mandarnos las cosas que nos pasaron en el día, pero todo con control, también con esa parte en decir “ vistes el video que te mande, viste lo que paso…”, pero para eso tenemos que agendar una parte en familia. Y a los papas les cuesta muchísimos salir en pareja también; porque hay que limpiar la casa, por hay que ordenar, porque hay que llevar a los chiquitos a danza, arte, bueno a todo porque ahora todos tienen que ir a todos lados y la parte de la pareja se pierde. Entonces obligación en decir bueno no se puede todas las semanas, pero cada quince días se sale en pareja ya sea que haya tarea o no haya tarea, ya todo eso debe estar organizado con los chicos.

El punto es encontrar un punto de equilibrio para que podamos no solamente ser padres si no ser pareja, cumplir con un rol de responsabilidad escolar de tareas si no también con ese rol tan importante como es la familia.
Y saber que los esposos no pueden dejar de ser esposos, son esposos también son padres. Muchas veces estamos tan centralizados en las necesidades de los hijos que parece que el tema de conversación es solo hijos y la pareja queda totalmente renegada. Hay que volver a retomar todas las estructuras como pareja, hablar como pareja, sus necesidades, hablar las necesidades de sus hijos pero hablarlas sus necesidades en común de la familia, que es lo que falta en la familia para fortalecer, desarrollar nuevos vínculos, esto es sumamente importante que los vínculos siempre estén bien establecidos.

Exacto, la mamá es la mamá, el papá es el papá, no son los profesores; entonces también siempre hay que respetar, la familia tiene que disfrutar en familia sus espacios, en pareja, también hijos solos con sus mamás o solos con sus papás y para eso se requiere planeamiento, es la única solución y saber que no siempre se va a dar pero en la medida de lo posible de cumplir esos horarios que uno se compromete hacer, y que sea como muy reales, a veces uno dice “yo todas las semanas voy a salir en pareja”; propongámonos algo real algo que lo logremos igual que con los chicos.

Tener presente que en todo proceso de planeación hay que tener un margen de flexibilidad, porque de pronto se presenta una situación extraordinaria y nos impide cumplir. Entonces hacer ese margen de flexibilidad o de diferentes alternativas que podamos cumplir.
Funciona mucho cuando hay un mediador en casa y logra de establecer esa rutina, que después se va volver hacer un hábito y va ser muchísimo más fácil cumplirlo.

Llega un momento que se incorpora que de tal manera sin esfuerzo consiente por parte de la familia hemos incorporado en la dinámica y ya eso es parte de nuestra idiosincrasia familiar.
Qué bonito cuando hay acuerdos, propuestas donde cada miembro propuso algo bonito y que todos los miembros de la familia le agrade lo que se están exponiendo.

Donde pueden decir: “bueno una vez a la semana salimos, ¿A dónde propones?” y que cada miembro proponga cada una salida, un volcán, a la playa, a la montaña, entonces todos terminan haciendo participe en común de lo que realmente nos gusta hacer, y no dejamos que sea el papá o la mamá que siempre tenga que ver donde salimos, sino que también los hijos participen, que creo cuando nosotros vivimos en familia lo más que podemos hacer es estar bien, tener un bien en común donde nos sintamos en bienestar, que no sea un ambiente de malestar donde no queremos estar, más bien estamos escapando del hogar.

Uno de los aspectos que podemos implementar dentro ese nivel de responsabilidades, es agendar esas reuniones, ese desayuno compartido en familia en donde sea obligatorio llegar cada uno de los miembros con una propuesta. Así adquirimos compromiso y nos vamos internando cada vez más con ese sentido de pertenencia tan importante como miembro de la familia.

Este es un tema muy importante para el orden y espacio de cada miembro de la familia, esperamos haya sido de su agrado. Síganos por Facebook o en su canal Saludcr.tv